leyenda de la piedra del molino yoro